Una gama completa de productos para calentar su hogar.

Las calderas de biomasa son la mejor solución para aquellos que desean calentar habitaciones de diferentes tamaños, ahorrando combustible y respetando el medio ambiente.

Tatano ofrece una gama completa de soluciones innovadoras diseñadas para diferentes necesidades, para calentar de manera eficiente y económica con diferentes tipos de biomasa: calderas de leña, de pellets o de astillas de madera, termochimeneas de leña o pellets y sistemas solares para la producción de agua caliente integrables con sistemas de calefacción.

También nuestra oferta incluye una amplia gama de accesorios y componentes que se integran perfectamente entre sí y que ofrecen a los usuarios finales soluciones de calefacción completas, eficientes, seguras y garantizadas.

Caldera de biomasa

Calefacción de pellet de madera

El pellet es una válida alternativa a las tradicionales fuentes energéticas para la calefacción. Es un producto natural obtenido por residuos de madera (serrín, viruta), compacto y de alto poder calorífico.
La calidad de los pellets está certificada por las directivas europeas para garantizar la seguridad del producto.

Calefacción con astilla de madera

Las astillas de madera o las virutas de madera se obtienen a partir de la poda forestal, troncos, residuos de poda y son un combustible válido para calderas y sistemas de calefacción. El término astillas de madera, virutas o piezas pequeñas se refiere a las astillas de madera cortadas con la ayuda de máquinas especiales, hasta que alcanzan un tamaño entre 1 mm y 6 cm. Las astillas de madera finas, definidas como G30, son más pequeñas que 3 cm y son adecuadas para sistemas pequeños con operación automática, mientras que las astillas de madera industriales o G60 tienen menos de 6 cm y son adecuadas para calderas a gran escala.

Calefacción con madera

La madera es la biomasa tradicional utilizada para calentar. Para garantizar un buen valor calorífico, debe estar bien seca, correctamente almacenada y con poca humedad. Continúa siendo una solución válida para aquellos que viven en áreas montañosas y boscosas y para aquellos que pueden obtener este combustible a bajo costo y autónomamente.